Monográfico especial FITUR - Heraldo de Aragón 22.01.2010

Monográfico especial FITUR - Heraldo de Aragón 22.01.2010

Abriendo paso hacia el valle de Ara y Ordesa se encuentra Gavín, a 974 metros de altitud, pueblo que quedó prácticamente destruido tras la guerra civil española pero que conserva el sabor tradicional a los típicos pueblos de montaña.
En sus cercanías se encuentra la ermita de San Bartolomé, de finales del siglo X, en la que sobresale la torre con ventanas geminadas de arcos de herradura, rosetas y baquetones, por lo que constituye uno de los principales ejemplos del arte serrablés. También cabe destacar la iglesia de Santa María de Gavín, de estilo muy similar al de la iglesia de San Pedro de Lárrede (estilo larredense), que quedó destruida por los combates en la Guerra Civil española, siendo trasladado su ábside en la inmediata posguerra a un parque municipal en Sabiñánigo, donde se exhibe en la actualidad.
Sus fiestas son el 24 de Agosto y tiene lugar en ellas una romería hasta la ermita, donde se ofrece al visitante torta y vino.
El municipio cuenta con instalaciones deportivas y de ocio como las piscinas municipales para niños y adultos y el frontón. A os alrededores del pueblo también se pueden realizar diferentes excursiones y paseos entre los que se puede llegar a la ermita de San Bartolomé o incluso al cercano pueblo de Biescas.
Sea cual sea el recorrido escogido, el turista puede disfrutar de bellos paisajes pirenaicos ya que este municipio se encuentra en el corazón de los montes pirineos. Disfrutar de su flora y su fauna es un gran placer a la vez que realizando cualquiera de estos entrañables paseos se puede disfrutar al máximo de la paz y tranquilidad que ofrecen estas tierras.
Sin olvidar, que se pueden encontrar excelentes lugares donde poder alojarse y exquisita gastronomía para completar una estancia de ensueño.

Subir
Diseño Web nlocal